lunes, 26 de octubre de 2009

LA MANO DE Fatima az-Zahra EL OJO TURCO

http://www.todasuerte.es/es/fatima.php
OJO TURCO

El ojo turco en español es el amuleto turco que, según una creencia muy antigua, protege contra el influir maléfico que se le atribuye supersticiosamente a la mirada envidiosa de algunas personas. Según ellos, los malos sentimientos que están dentro del ser humano salen hacia afuera a través de los ojos. Los ojos es la parte más expresiva y evidente del cuerpo y para evitar o reflejar este poder, utilizaron algo en contra. Así fue como empezaron a ponerse un abalorio con forma de ojo.

¿Que hay detrás de esta superstición turca?

Había una vez... una roca en el mar que ni con la fuerza de cientos hombres y mucha dinamita no podía de ser removida o agrietada. Había también un hombre en esta ciudad que era conocido por estar siempre con el mal de ojos (Nazar). Después de mucho esfuerzo, la gente de la ciudad llevo el hombre a la roca. El hombre miro la roca y dicho: "¡mi Dios! Qué roca mas grande!" En este instante se oyo un gran ruido y la piedra se rompió en dos partes.


Esta creencia existe en los países de la costa Mediterránea, Arabia, Turquía hasta India. El nombre que le dieron los turcos a este amuleto es nazar boncuk.

Puede ser visto colgado del marco de la puerta de entrada de las casas, oficinas, colgado del espejo retrovisor de los automóviles, colgado del cuello, en el bolso, Si desea proteger su hogar u oficina, debería colgar un ojo turco cerca de la entrada de tal forma que todos los visitantes puedan verlo

Los turcos creen que con el amuleto contra el mal de ojo usted estará protegido y las malas vibraciones irán dirigidas al amuleto y ninguna energía negativa le alcanzará.

Ojo de Fatima

Verlo en un bolsillo; colgado del cuello o colocado en algún lugar preferente de la casa, protege contra las enfermedades y especialmente atrae la buena suerte, éxito y fortuna.

En una de las jambas se conserva esta mano de Fátima

la mano de Fatima


Fátima az-Zahra (La Meca, 606 - Medina, 632) es una mujer árabe, hija del profeta musulmán Mahoma y transmisora de la sucesión consanguínea de éste.

Fátima es la hija menor del profeta Mahoma y su mujer Jadiya. Contrajo matrimonio con Ali ibn Abi Tálib, el cuarto de los califas ortodoxos y primo hermano de Mahoma, con el que tuvo tres hijos: Hasan, Husayn y Muhammad.

Los descendientes de Fátima defienden que son los únicos sucesores legítimos del profeta Mahoma y guardianes de sus enseñanzas, tomando el nombre de fatimíes, chiíes o chiítas.

La khamsa (en árabe, خمسة; «cinco») es un símbolo en forma de mano que se utiliza tradicionalmente en el Mundo Árabe como talismán para protegerse de la desgracia en general y del mal de ojo en particular. Deteniendo en la palma de la mano las malas energias, protege de las enfermedades y atrae la buena suerte.

En algunos países recibe el nombre de mano de Fátima, en alusión a Fátima az-Zahra, hija de Mahoma, y a veces ojo de Fátima, debido a que algunas versiones del símbolo incluyen un ojo.


Cuenta la leyenda que Fátima estaba en su casa preparando la cena para su marido Alí, cuando este llegó con su segunda mujer inesperadamente. Fátima se sorprendió tanto que, dejó caer la mano en una olla de aceite hirviendo. Como consecuencia quedó lisiada de por vida y su padre escogió el símbolo de su mano para inmortalizar aquel suceso.

Por sí misma la mano es un símbolo de la Shariah, la ley islámica, pues tiene cinco dedos pero todos están sometidos a la unidad de la mano, que les sirve de base. Cada uno de estos dedos representa un mandamiento fundamental de la ley islámica que complementan y adquieren el sentido de unicidad de Dios .

- Creencia en Alá, en los profetas, los ángeles, el Corán y el juicio final.


UN AMULETO FUERTE "LA MANO DE FATIMA"

La Mano de Fátima (Khamsa) es un potentísimo talismán en forma de mano, viene del mundo árabe, y es utilizado para protegerse de la desgracia en general y del mal de ojo en particular.
Hace que se detenga en la palma de la mano las malas energías, protege de las enfermedades y atrae la buena suerte.
Sobre este talismán existe una leyenda y es la siguiente:
Fátima era la hija mayor de Mahoma el profeta, el fundador del Islam…
Cuenta la leyenda que Fátima estaba en su casa preparando la cena para su marido Alí, cuando este llegó con su segunda mujer inesperadamente. Fátima se sorprendió tanto que, dejó caer la mano en una olla de aceite hirviendo (dicen que se sintió celosa). Como consecuencia quedó lisiada de por vida y su padre escogió el símbolo de su mano para inmortalizar aquel suceso. Cada uno de sus dedos representa los preceptos de la religión musulmana (fe, caridad, ayuno, oración, peregrinación).
Este amuleto protege contra las enfermedades, da protección a la casa, nos da salud y amor, aleja problemas y discusiones y atrae la buena suerte. Se puede ver tanto en la Puerta de la Justicia de la Alhambra (sobre el arco) o simplemente pintada en las fachadas de muchas casas del norte de África.…
Un día el Profeta tomo la mano de Fátima y dijo: “Quien la conoce, la conoce y quien no la conoce sepa que ella es Fátima, hija de Muhammad y ella es parte de mí, es mi corazón y mi alma de mi cuerpo, quien la moleste ciertamente que me habrá molestado y quien me molesta a mi ciertamente que habrá molestado a Dios”.

La jamsa (en árabe, خمسة; «cinco») es un símbolo en forma de mano que se utiliza tradicionalmente en el mundo árabe como talismán para protegerse de la desgracia en general y del mal de ojo en particular. Aunque tanto musulmanes como judíos establecen un vínculo entre el significado del símbolo y sus propias creencias, lo cierto es que es ajeno a ambas religiones, estando su uso documentado desde la Antigüedad. El nombre puede encontrarse transcrito también como khamsa y, en transcripciones del hebreo, como hamsa o chamsa.

En algunos países recibe el nombre de mano de Fátima, en alusión a Fátima az-Zahra, hija de Mahoma, y a veces ojo de Fátima, debido a que algunas versiones del símbolo incluyen un ojo. Los judíos, por su parte, con frecuencia lo llaman mano de Miriam (hermana de Moisés y Aarón) o mano cinco. La forma más extendida del símbolo es la de una mano simétrica: el dedo corazón en el centro, a sus lados el anular y el índice, un poco más cortos que el corazón e iguales entre sí, y en los extremos dos pulgares, también del mismo tamaño y algo curvados hacia afuera. A veces contiene otros símbolos, como inscripciones de carácter religioso, estrellas de David, ojos y otros elementos destinados a aumentar su poder. Típicamente aparece en forma de amuleto (pendientes, colgantes, etc.), en las puertas de las casas (a veces como aldabón), en coches y otros lugares.


Los musulmanes a menudo establecen una relación entre los cinco dedos de la mano y los cinco pilares del Islam, mientras que los judíos hacen lo propio con los cinco libros de la Torá. El símbolo, sin embargo, no tiene relación alguna con el Islam. De hecho, una interpretación rigorista desaconsejaría su, a pesar de todo, extendido uso, ya que el Corán prohíbe los amuletos y la superstición en general. La jamsa la usaban ya los púnicos, quienes la asociaban con la diosa Tanit, y es probable que sea aún más antigua.

Algunas organizaciones que trabajan por la paz en Oriente Medio han adoptado la jamsa como símbolo de las similaridades culturales existentes entre musulmanes y judíos.

Mano de Fatima

Ojo y mano amuletos de suerte

La jamsa (en árabe, ÎãÓÉ; «cinco») es un símbolo en forma de mano que se utiliza tradicionalmente en el mundo árabe como talismán para protegerse de la desgracia en general y del mal de ojo en particular.

Aunque tanto musulmanas como judíos establecen un vínculo entre el significado del símbolo y sus propias creencias, lo cierto es que es ajeno a ambas religiones, estando su uso documentado desde la Antigüedad.

En algunos países recibe el nombre de mano de Fátima, en alusión a Fátima az-Zahra, hija de Mahoma, y a veces ojo de Fátima, debido a que algunas versiones del símbolo incluyen un ojo.Tradicionalmente y a nivel esotérico se cree que Fátima escribió un libro que contiene predicciones hasta el final de los tiempos.Las comunidades musulmanas rinden homenaje a Fátima por considerarla la mujer perfecta y dechado de todas las cualidades a las que pueda aspirar toda mujer. Los judíos, por su parte, con frecuencia lo llaman mano de Miriam o mano cinco, La forma más extendida del símbolo es la de una mano simétrica: el dedo corazón en el centro, a sus lados el anular y el índice, un poco más cortos que el corazón e iguales entre sí, y en los extremos dos pulgares, también del mismo tamaño y algo curvados hacia afuera.

A veces contiene otros símbolos, como inscripciones de carácter religioso, estrellas de David, ojos y otros elementos destinados a aumentar su poder. Típicamente aparece en forma de amuleto (pendientes, colgantes, etc.), en las puertas de las casas (a veces como aldabón), en coches y otros lugares y El Ojo de Fátima, se encuentra presente en la mayoría de los hogares Turcos.

Los musulmanes a menudo establecen una relación entre los cinco dedos de la mano y los cinco pilares del Islam, mientras que los judíos hacen lo propio con los cinco libros de la Torá. El símbolo, sin embargo, no tiene relación alguna con el Islam. De hecho, una interpretación rigorista desaconsejaría su, a pesar de todo, extendido uso, ya que el Corán prohíbe los amuletos y la superstición en general.

Algunas organizaciones que trabajan por la paz en Oriente Medio han adoptado la Jamsa como símbolo de las similitudes culturales existentes entre musulmanes y judíos.