miércoles, 12 de mayo de 2010

HENRI TOULOUSE LAUTREC


commons.wikimedia.org/wiki/File:Henri_de_Toul...












































































EL ESTILO DE LAS ÚLTIMAS OBRAS En 1897 sufre su primer ataque de delírium trémens, que le lleva a disparar con un revólver contra imaginarias arañas. Las crisis alcohólicas se suceden desde entonces y lo llevarán a ser internado dos años después; para demostrar que no está loco realiza de memoria toda una serie de litografías sobre el circo. Los dos últimos años de su vida suponen un sorprendente cambio de estilo hacia una paleta más oscura y empastada. Su éxito comercial venía siendo creciente desde la exposición individual en Goupil de 1896, aunque nunca eso le preocupó demasiado. El deterioro progresivo de su salud lo lleva en 1901 al castillo de Malromé, donde queda al cuidado de su madre, que lo acompañó en su lecho de muerte. Ella fue quien, tras el fallecimiento de su hijo, recopiló buena parte de la obra que hoy se conserva en el Museo Toulouse-Lautrec de Albi. Su amigo y marchante Joytan sería el encargado de organizarlo para su inauguración, en 1922.
Las once litografías coloreadas de Elles fueron elaboradas a sus treinta y dos años, es decir, en 1896, siendo editadas por Gustave Pellet. Sabido es que la pintura de Toulouse´Lautrec gusta en sus argumentos de presentar la vida alegre, por ello en 1894 se instaló en una afamada casa de placer, concretamente en la Rue des Moulins, donde tomó numerosos apuntes que fueron modelos para la serie que vamos comentando. Prontamente fue expuesta la colección en el Salón des Cent y después por el marchante Ambroise Vollard. Estas imágenes son presentadas de una manera directa, como unas mujeres que en su proximidad, parecen cómplices del pintor, de ahí que la sinceridad que transciende del suceso puramente estético, establece un diálogo con el espectador natural e inmediato. Todo ello explica que las litografías de Toulouse-Lautrec, junto a las de Edgar Munch, sean hoy en día las más cotizadas en el mercado del arte.

6 comentarios:

Cayetano dijo...

Un regalo para la vista, un impresionista con un sello particular muy fuerte, el amigo Toulouse Lautrec con su cortejo de gente bohemia y a veces solitaria, creador también de carteles memorables.
Un saludo.

Capuchino de Silos dijo...

Querida amiga: Me ha gustado muchísimo este reportaje. Como siempre espléndido.

Te envío un regalito con mil amores.

Un besazo y un fuerte abrazo

PACO HIDALGO dijo...

Toulouse es un auténtico genio, otro adelantado de su tiempo, que convierte el cartel y el diseño gráfico en arte; es el pintor de las madrugadas parisinas, el dibujante de la noche. Hace poco leí una entrada muy buena sobre él en un blog amigo. Te paso el enlace por si te interesa: http://calamandayledesesperedegustavecourbet.blogspot.com/. Saludos.

CarmenBéjar dijo...

Recuerdo ahora una película que ví hace mucho tiempo sobre Toulouse, auqneu no recuerdo su nombre. Estaría bien volver a revisarla.

Un besito

Magamerlin dijo...

Me han parecido preciosos, el primero es el que más me ha gustado, la mano sobre la mesa.
Besos, hasta pronto.

Anabel dijo...

Me encanta el aire de los cuadros de este pintor, uno de los que mas disfruto

Un beso!